BODEGA

La bodega cuenta con las últimas innovaciones para la elaboración y almacenaje del vino. Desde el inicio, se ha apostado por la tecnología más eficiente, manteniendo así el compromiso con nuestros clientes, elaborar unos vinos de calidad.

Por ello, contamos con unas modernas instalaciones, adaptadas a la realización de cualquier tipo de producto tales como vino tranquilo, sangrías, o mostos en diferentes formatos.

En los últimos años hemos mejorado las instalaciones para la perfecta elaboración de otros productos como vinos espumosos, frizzantes, cócteles y sangrías.

Únicamente realizando los mejores cuidados a la materia prima en todos los procesos productivos, desde la planta hasta el embotellado,  podemos asegurar la conservación de todas las propiedades de la uva, y por tanto, del vino.

Para llevar a cabo todos estos procesos, se mantiene un plan de inversión continuo que nos permite ocupar una posición puntera dentro del sector. La incorporación de tecnología de vanguardia en la línea de producción y el constante uso de nuevas barricas para el envejecimiento del vino, son fundamentales para conseguir nuestros vinos, reconocidos en los concursos más prestigiosos del mundo.

TRADICIÓN Y VANGUARDIA

La bodega cuenta con depósitos asépticos y  una sala refrigerada en torno a 0º además de un almacén inteligente y tres líneas de producción preparadas para el envasado de 20.000 botellas por hora.

CAPACIDAD DE LA BODEGA

Cuando las uvas se reciben en la bodega las analizamos para conocer la calidad y el grado de azúcar a través de diferentes parámetros. Tras seleccionarlas y distribuirlas en diferentes descargaderos, pasan a la nave de elaboración. Esta nave se compone de depósitos de acero inoxidable autovaciantes completamente automatizados. En ellos tendrá lugar la fermentación y maceración de las uvas.

Esta sala tiene capacidad para 20 millones de litros y está equipada con la tecnología más moderna, con el objetivo de mantener las condiciones óptimas en el proceso de elaboración de los vinos.

Posteriormente, el vino pasa a la sala de tipificación, donde llevaremos a cabo los procesos de filtración y clarificación. En este punto se produce también el ensamblaje entre las distintas variedades de uvas, que será lo que aporta carácter propio a los vinos Lozano. Una vez realizados estos procesos, los vinos de crianza pasan a la nave de envejecimiento donde se procede a su almacén en barricas de roble francés y americano de la mejor calidad, que se renuevan cada 5 años aproximadamente. Esta sala dispone de un sistema de refrigeración que asegura las condiciones óptimas de temperatura y humedad para el envejecimiento de los vinos.

El último proceso de la elaboración es el de embotellado. Hay 3 líneas de producción en las que se envasan botellas de vidrio cuya capacidad oscila desde los 375 ml hasta los 1500 ml. así como otros tipos de envases como Bag in Box.

Disponemos también de un almacén inteligente para la rápida localización y carga de la mercancía, con una capacidad de 2500 pallets. El almacén se completa con 3 muelles de carga tanto paletizada como manual.